Lebrillos de Cerámica Hay 5 productos.

Lebrillos de Cerámica

El lebrillo es una pieza de cerámica con forma de cono invertido, similar a una fuente circular pero de mayor tamaño.

Hasta no hace tanto tiempo era común tener en las casas lebrillos para diferentes usos, dependiendo de su tamaño, en la cocina para amasar el pan, para lavar la ropa e incluso para la higiene personal haciendo las funciones de b...

El lebrillo es una pieza de cerámica con forma de cono invertido, similar a una fuente circular pero de mayor tamaño.

Hasta no hace tanto tiempo era común tener en las casas lebrillos para diferentes usos, dependiendo de su tamaño, en la cocina para amasar el pan, para lavar la ropa e incluso para la higiene personal haciendo las funciones de bañera.

Hay conocimiento de su uso en las culturas judías, egipcias, aztecas y romanas. Durante el siglo XVI fue una de las piezas cerámicas más decoradas y hasta la mitad del siglo XX fue muy utilizado en España, sobre todo en Andalucía y Murcia. A partir de esta fecha comienza a decaer su uso, pasando a ser una pieza muy demandada por los coleccionistas y amante del arte.

En MásCerámica fabricamos los lebrillos en tres tamaños distintos, de 38, 47.5 y 57 centímetros de diámetro. Hemos hecho un concienzudo estudio de técnicas y métodos artesanales con el objeto de conservar el carácter antiguo que las caracteriza.

Están fabricadas por manos alfareras en torno de rueda con arcilla de cantera local, extraída y preparada en nuestro taller con métodos artesanos. La primera cochura de estas piezas se hace a 1040º centígrados de temperatura en hornos eléctricos y atmósfera oxidante. Se esmaltan manualmente, con barnices preparados también en nuestro taller con el objetivo de darles unos matices y tonos que los aleje de la frialdad de los esmaltes industriales. Los pintamos a mano con pigmentos y óxidos calcinados, utilizando pinceles de pelo de buey. Por último se procede a la segunda cocción a 980º de temperatura para finalizar el proceso, y para darle ese toque particular a estas piezas, le damos una pátina de envejecimiento.

Los diseños que utilizamos en la decoración de los lebrillos, están basados en los estilos árabes, antiquis…, especialmente nos hemos esmerado en las reproducciones del lebrillo sevillano de Triana del siglo XIX, para crear unas piezas que, bebiendo de las raíces de sus antecesoras, sean únicas, exclusivas e irrepetibles.

Más